20/7/18

"Depredadores emocionales" - imagen




19/7/18

¿Qué es la 'tríada oscura' y cómo influye en nuestro comportamiento? [19-7-18]

¿Qué es la 'tríada oscura' y cómo influye en nuestro comportamiento?

¿Qué es la 'tríada oscura' y cómo influye en nuestro comportamiento?


La llamada tríada oscura de la personalidad —descubierta en 1998 por un grupo de científicos estadounidenses— incluye tres rasgos de la personalidad: psicopatía, narcisismo y maquiavelismo. Pero, ¿pueden influir en nuestro comportamiento cotidiano?

Cabe señalar que estos rasgos de la personalidad se distribuyen normalmente en la población y están presentes en cualquier persona en menor o mayor grado.

Según los resultados de varios estudios psicológicos, las personas con índices más altos de psicopatía —que implica una tendencia a la violencia y el acoso— también son más propensas a mantener un contacto visual demasiado largo. Además de esto, junto con los maquiavélicos, tienden a disfrutar del troleo en internet. Los científicos también afirman que los psicópatas tienden con más frecuencia a la infidelidad.

En cuanto a los narcisistas, que se caracterizan por el egoísmo y la falta de empatía, tienden a tomarse y publicar más selfis en las redes sociales. Buscan relacionarse con la gente de poder y éxito debido a su excesivamente positiva autoimagen. Sin embargo, en realidad, tratan de ocultar su inseguridad y miedo inconsciente. 

La conducta de los maquiavélicos siempre está dirigida a tener mayor éxito personal. En lo que respecta a las mujeres heterosexuales que tienen altos niveles de maquiavelismo, suelen fingir el orgasmo para manipular deliberadamente a sus parejas, opinan los psicólogos.

Asimismo, en general, las personas con altos índices de la 'tríada oscura' suelen levantarse más tarde y quedarse levantadas pasada la medianoche o —en algunos casos— justo antes o después del amanecer.

17/7/18

Psicopatía por influencia de los padres: un estudio dice que es posible [17-7-18]

Psicopatía por influencia de los padres: un estudio dice que es posible

Psicopatía por influencia de los padres: un estudio dice que es posible

Así como varios trastornos de personalidad, la psicopatía sigue siendo un tema de investigación bastante relevante en la comunidad científica. Muchos expertos aún intentan encontrar y señalar patrones de comportamiento para identificar la presencia de dicha condición, en la actualidad no se puede definir uno específico.

Una persona psicópata se caracteriza por su falta de empatía, que básicamente le impide sentir culpa alguna por las consecuencias de sus acciones. De ahí es que algunos individuos desarrollan tendencias como mentir, manipular a otros para satisfacer sus propios intereses o en situaciones más complicadas, recurrir a la violencia.

Varios estudiosos opinan que dicha condición es algo con lo que se nace, pero una investigación más reciente afirma que también puede alimentarse con la influencia de los padres.

Aina Gullhaugen, una investigadora de la Universidad de Ciencia y Tecnología en Noruega, realizó un análisis profundo de todos los estudios internacionales relacionados con el tema y que fueron publicados en los últimos 30 años. Muchos de estos se dedicaron a observar y tomar nota de las necesidades psicológicas de los presos de alta seguridad en aquel país, así como otras regiones.

Partiendo de esa información, ella condujo un estudio propio para determinar si realmente los papás tenían algo que ver con los trastornos y su desarrollo con el tiempo.

Muchas de las descripciones dejaron claro que su comportamiento despiadado era un intento de señalar ciertos daños, pero que éstos se hacían de una manera inapropiada o mala, dijo Gullhaugen. En los casos citados y dentro de mi propio estudio, quedó claro que esos individuos poseen el deseo y la necesidad de establecer relaciones cercanas y que incluso les importa. Al mismo tiempo es igualmente claro que es casi imposible para ellos mantener dichos vínculos.

Dentro de la investigación, la científica también destacó que la influencia en el comportamiento de los sujetos no sólo estaba relacionada con el abuso físico; también se presentaron casos en los que el control de los padres sobre cada acción de sus hijos era un factor clave de sus trastornos antisociales.

Por lo que entendimos, la conducta psicópata bien podría ser el resultado de un estilo de vida basado en la violencia, la falta de atención o incluso el exceso de control por parte de los padres. Aún cuando no se puede estar seguro de que haya una influencia directa, se cree que podría tener mucho que ver.

15/7/18

¿Podrías convertirte en un psicópata por jugar videojuegos violentos? [15-7-18]


¿Podrías convertirte en un psicópata por jugar videojuegos violentos?

¿Podrías convertirte en un psicópata por jugar videojuegos violentos?

Si te gusta este tipo de entretenimiento pon mucha atención.
 Los videojuegos violentos han sido juzgados desde hace años por diversos estudios de comportamiento que miden violencia, agresión y empatía. Por un momento muchos sintieron como si aquellos que no disfrutaban de títulos como Counterstrike, Grand Theft Auto, Call of Duty y Battlefield de pronto se opusieran a que los demás jugaran.

La sorpresa, es que investigaciones científicas recientes le han dado la vuelva al debate hacia una nueva dirección. Publicado en Frontiers of Psychology, el nuevo estudio encontró que los gamers tienen la misma respuesta neurológica cuando ven distintas imágenes que las personas que no juegan videojuegos.

Estudios anteriores han sugerido lo opuesto –que los videojuegos desensibilizan los estímulos emocionales– aunque la mayoría de estos documentos observaron el fenómeno hacia una perspectiva de corto plazo, en donde los sujetos habían jugado justo antes del experimento.

El Doctor Gregor Szycik de la Hannover Medical School en Alemania quería tener un acercamiento a largo plazo con la cuestión. Para el estudio se juntaron varios gamers que jugaron Call of Duty y Counterstrike. Los hombres habían jugado dos horas diarias durante cuatro años. Se le solicitó al grupo que jugara tres horas antes de la prueba y se les comparó con los sujetos que no tenían experiencia ni habían jugado recurrentemente videojuegos violentos.

Los participantes respondieron cuestionarios psicológicos, después de ser analizados por una máquina que medía sus respuestas mientras veían imágenes diseñadas para provocar resultados emocionates. Con el scanner, los investigadores midieron la activación de diferentes regiones cerebrales para compararlas con la respuesta neurológica de jugadores y no jugadores.

Tanto el cuestionario como el escaneo revelaron que no existe diferencia en cuanto a medidas de agresividad y empatía entre gamers y no-gamers. El resultado sorprendió a los investigadores, que habían hecho una hipótesis contraria.

La única incógnita es que el grupo era relativamente pequeño. Con solo quince participantes jugadores y quince no jugadores. De cualquier forma, Szyck reconoce que más investigación es requerida. "Esperamos que el estudio estimule otros grupos para enfocar su atención a efectos a largo plazo que tienen los videojuegos con el comportamiento humano", aseguró.