15/3/19

"Me heriste" - Imagen


"Me heriste" - Imagen


14/3/19

8 Frases que los manipuladores usan frecuentemente para ocultarse

8 Frases que los manipuladores usan frecuentemente para ocultarse

8 Frases que los manipuladores usan frecuentemente para ocultarse

conocermemas.com

Los manipuladores son individuos que chupan el alma y que agotarán tu energía y amenazarán tu salud mental. Las personas manipuladora piensan en una cosa y sólo en una cosa: cómo beneficiarse a sí mismas. Poco o nada piensan en cómo su comportamiento afecta a los demás.

El acto de manipulación es una herramienta utilizada por los depredadores de la sociedad: los narcisistas, sociópatas y psicópatas que hay entre nosotros. Su objetivo es establecer y fortalecer el control sobre sus víctimas. El tipo más común de manipulación utilizado por estas personas es la manipulación psicológica/emocional.

Según Psychology Today, la manipulación psicológica implica “el ejercicio de influencia indebida a través de la distorsión mental y la explotación emocional, con la intención de tomar el poder, el control, los beneficios y/o los privilegios a expensas de la víctima“.

Usando esta definición, discutiremos los atributos típicos del manipulador, incluyendo cómo se comunican los manipuladores. Parte de esta comunicación incluye frases que los manipuladores usan para victimizar. Finalmente, sugeriremos formas prácticas de tratar eficazmente con una persona manipuladora.

“Los controladores, abusadores y manipuladores no se cuestionan a sí mismos. No se preguntan si el problema son ellos. Siempre dicen que el problema es otra persona.“

Darlene Oulmet


LA PSICOLOGÍA DE LA MANIPULACIÓN

“La manipulación psicológica es un tipo de influencia social que busca cambiar el comportamiento o la percepción de los demás a través de tácticas abusivas, engañosas o deshonestas.“
Wikipedia (fuente)

Las tácticas utilizadas por los manipuladores suelen ser de naturaleza abusiva y explotadora. Con respecto a lo primero, los manipuladores voluntariamente usarán el espacio personal de alguien y usarán la agresividad sucia (agresividad pasiva) en un intento de persuadir a la persona para que haga algo. Los manipuladores explotarán cualquier rasgo de la personalidad de una persona si creen que les servirá. Por ejemplo, las personas de confianza y las que tienen un alto grado de timidez son a menudo objeto de manipulación.

Esta agresividad y crueldad a menudo distingue la manipulación psicológica de la influencia social. La influencia social, aunque también puede implicar apoyos manipuladores, es más bien involuntaria. La manipulación que, por definición, requiere intención.

George K. Simon, autor de numerosos libros de psicología, cita lo siguiente como marco básico para los manipuladores:

  1. Ocultan las intenciones siendo afables y encantadores.
  2. Comprenden las susceptibilidades psicológicas de una víctima potencial al decidir los métodos de engaño a utilizar.
  3. Tienen un cierto grado de crueldad sin reparos en lastimar a la persona si es necesario.


CONDUCTAS Y TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN

Después de que el manipulador se haya ganado a su víctima, usará una variedad de comportamientos y técnicas para mantener y fortalecer el control. Los “5 grandes” métodos de control manipulador incluyen:

  • Refuerzo positivo: Expresión superficial de aprobación, elogio o simpatía; la atención, los regalos, el dinero, etc.
  • Refuerzo negativo: Detener un resultado negativo esperado como recompensa.
  • Refuerzo intermitente: Refuerzo positivo ocasional; a menudo usado para crear confusión y duda en la mente de la víctima.
  • Aprendizaje traumático puntual: Es el uso de intimidación inusualmente volátil a través de ira explosiva o abuso verbal que está diseñado para establecer el dominio. La víctima puede sucumbir a las demandas del manipulador por miedo a volver a experimentar este evento.
  • Castigo: Comportamientos diseñados para herir a la víctima, incluyendo arrebatos emocionales y difamación verbal. Ejemplos de castigos incluyen hacer el papel de la víctima llorando o haciéndose el culpable; intimidación, amenazas, juramentos y trato silencioso.


ADEMÁS, SIMON IDENTIFICA LAS SIGUIENTES HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS COMÚNMENTE UTILIZADAS POR LOS MANIPULADORES:


  • Creando confusión: Infunden semillas de duda para crear confusión en la mente de la víctima.
  • Negación: No admitir un delito claramente cometido.
  • Evasión: Intentar echar a la víctima “fuera de la pista” dando respuestas vagas y confusas.
  • Fingir ira: Ira fingida empleada por el manipulador para conseguir lo que quiere.
  • Culpa: Crear una sensación de ansiedad y autoduda en la víctima a través de acciones u observaciones hirientes.
  • Mentir: Ya sea a través de la retención de información (mentir por omisión) o abiertamente.
  • Minimización: Afirmar que cierto comportamiento no pretendía ser perjudicial.
  • Proyectar inocencia: reclamar inocencia con respecto a algo que se le hizo a propósito a la víctima.
  • Racionalización: Inventar excusas por un comportamiento inapropiado.
  • Atención selectiva (o falta de atención): Uso del tratamiento silencioso mezclado con la atención ocasional; diseñado para establecer o reforzar.
  • Vergüenza: Infligir un fuerte sentido de duda a través de desprecios y comentarios sarcásticos.
  • Vilificación: Acusar a la víctima de comportamiento abusivo para enmascarar la intención agresiva del manipulador.


FRASES QUE USAN LOS MANIPULADORES

Ocasionalmente puedes detectar a un manipulador por las cosas que dicen. (Sin embargo, tenga cuidado de no estar sobregeneralizando demasiado). Los manipuladores tienden a atenerse a métodos probados y verdaderos, lo que significa que repetirán los mismos comportamientos -en este caso, las cosas que dicen- más de una vez. En este sentido, aquí hay 8 frases que los manipuladores usan a menudo:

1. “NO LO ENTIENDES.”

La forma de jugar para el manipulador es introducir confusión y evasión, ya que éstas les permiten continuar en su camino. Parte de introducir la semilla de la incertidumbre – y mantenerla plantada – implica una comunicación engañosa. Los intentos de la víctima de racionalizar con el manipulador con respecto a su comportamiento venenoso casi siempre son ignorados con una frase evasiva como “no lo entiendes”.

2. “ESTÁS SIENDO DRAMÁTICO/A.”


Ten en cuenta que el drama es el pan y la mantequilla del manipulador, ya que el drama es la fuente de su poder. Los manipuladores escenifican discusiones, mienten, fingen llorar (¡sí, lo hacen!), y clavan el papel de una víctima perpetua. No te equivoques: probablemente no eres tú quien está siendo dramático. Y si es así, probablemente haya una buena razón.

3. “ESTÁS SIENDO PARANOICO.”


Engaño y evasión. Engaño y evasión. Repito. Las afirmaciones de paranoia por parte de los manipuladores no son más que eludir su responsabilidad. Si el mentiroso te acusa de ser paranoico, es probablemente porque estás justo en el buen camino. ¡Quédate ahí y no te vayas hasta que salgan de tu vida para siempre!

4. “NO QUIERO DISCUTIR”.

Sí, lo hacen. Y si no lo hacen, debes estar interrumpiendo al tramposo en medio de una lluvia de ideas sobre su próximo plan malvado. (¡Bien por ti!) Retrocede y piensa en esto por un segundo, ¿de acuerdo? He aquí una persona que ha hecho poco más que crear división y preparar el escenario para una conversación acalorada. ¿Qué razón tienen para no querer discutir? He aquí una razón: no les importa si de hecho discutes. En su mente, siempre pueden volver a arrojártelo a la cara.

5. “ERES DEMASIADO SENSIBLE.”

No, no eres muy sensible. Puedes ser demasiado sensible a los ojos de un manipulador, dado que no tiene empatía, al menos no por sus víctimas. Si lo hicieran, no te estarían diciendo que eres “demasiado sensible”. Cuando oigas esto, haznos un favor a todos y encuentra el objeto más pesado que puedas lanzar con éxito a través de la distancia que te separa de ellos. O mejor aún, simplemente deshazte del escandaloso alimentador de fondo.

6. “ESTÁS PENSANDO DEMASIADO.”


Probablemente sí, pero es probable que haya una buena razón. Por lo general, pensar demasiado no es saludable. Sin embargo, cuando se trata de descifrar los mensajes crípticos de alguien, el pensamiento lógico puede ser constructivo. Al igual que con el número 3: “Estás siendo paranoico”, cuando esta persona afirma que estás pensando demasiado, probablemente indica que lo que estás diciendo es correcto y que se sienten amenazados por tus conclusiones.

7. “SIEMPRE HACES ESTO…”

Cuando un manipulador pronuncia estas palabras, ha ocurrido una de dos cosas: (1) tu “terquedad” se interpuso en el camino de algo que ellos querían, o (2) están tratando de sembrar las semillas de la duda y la culpa. Las exageraciones son una herramienta utilizada cuando quieren sonar como si supieran más que tú. Con toda probabilidad, “Siempre haces esto…” es su manera de decir “Te estás interponiendo en mi camino haciendo lo que quiero hacer”.

8. “YO NO DIJE ESO…”

En caso de que no lo sepas, los manipuladores mienten, mucho. De hecho, la mayoría de las palabras que salen de sus bocas retorcidas son probablemente mentiras. No es ninguna sorpresa, entonces, que cuando los atrapas en una mentira, ellos mienten sobre la mentira. En cierto punto, debes darte cuenta de que este carácter tóxico es un ancla que necesita ser liberada.


MANERAS DE TRATAR CON LOS MANIPULADORES


“Agradece incluso las dificultades, los reveses y la gente mala. Lidiar con tales obstáculos es una parte esencial de la formación en el arte de la paz.“

Morihei Ueshiba, fundador del Aikido (fuente)

Iremos directo al grano. Los manipuladores son personas tóxicas que no deberían estar permitidas en la vida de nadie. He aquí diez consejos para evitarlos o deshacerse de ellos.

  • Reconoce y aprecia tu autoestima. Eres la única persona que tendrás para siempre. Piensa en eso.
  • No sientas la necesidad de dar razones. No se merecen ninguna.
  • Si te falta un sentido de propósito en la vida, consigue uno. Nada apaga más a un manipulador que una persona autodirigida y segura de sí misma.
  • Ignóralos. Todo lo que hacen y dicen, ignóralo. Ni siquiera los reconozcas.
  • Deja de racionalizar su comportamiento. Ves lo que ves, y está mal. Fin de la historia.
  • Encuentra su punto débil, sea lo que sea, y ataca. Usar sus inseguridades para devolverles el golpe les dice que no eres alguien con quien jugar.
  • Aprende a decir que no. A los manipuladores les encanta pedir “favores”. No te rindas.
  • Recuerda: la soledad no es tan mala. Todos pasamos por períodos de aislamiento, lo que puede ser difícil. Sólo recuerda que esos momentos son los mejores para trabajar en ti.
  • Deja de preocuparte por lo que piensen los demás. Esta es sólo una buena regla, punto.
  • Consigue ayuda. Por último, pero no por ello menos importante: no tengas miedo de pedir ayuda. Si te sientes amenazada o maltratada, acércate a alguien.

12/3/19

Consecuencias psicológicas de sufrir malos tratos [12-3-19]

Consecuencias psicológicas de sufrir malos tratos


Consecuencias psicológicas de sufrir malos tratos

Los malos tratos no solo tienen secuelas físicas. El impacto a nivel psicológico de sufrir malos tratos.

 Para muchas personas, no hay sensación más reconfortante de estabilidad y seguridad que llegar a casa. El hogar es, para muchos, un bastión de tranquilidad y de amor. Sin embargo, para las víctimas de violencia doméstica, el hogar es cualquier cosa menos un refugio.

Según la Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica (NCADV), la violencia doméstica es la agresión física intencional, con intimidación, agresión sexual, o uso de otro comportamiento amenazador por parte de un miembro del hogar contra otro. Otras formas menos evidentes de comportamiento abusivo incluyen el acecho, el empleo de miradas o gestos amenazantes, los intentos de controlar la salud reproductiva de una pareja íntima (por ejemplo, el negarse a usar métodos anticonceptivos durante las relaciones sexuales) o la humillación.


Las heridas psicológicas y emocionales

Tras los signos evidentes del abuso doméstico, las heridas psicológicas y emocionales sufridas en eventos traumáticos también hay que abordarlas.

La American Psychological Association (APA) explica que el trauma psicológico es "una respuesta emocional a un evento terrible ..." que interfiere con la capacidad de un individuo para desenvolverse como lo haría en circunstancias normales. Mientras que el impacto psicológico de un incidente particular variará de persona a persona, la mayoría experimenta mayores niveles de angustia emocional después de pasar por eventos traumáticos. Afortunadamente, estos sentimientos a menudo desaparecen si se recibe el apoyo adecuado de familiares, amigos, profesionales de la salud mental y otras redes sociales.


¿Ocurre igual para las víctimas de violencia doméstica?

Para las víctimas de abuso conyugal y otros tipos de violencia de pareja, la situación no siempre es tan clara. El temor a represalias por parte de la pareja puede impedir que las víctimas busquen la asistencia necesaria. El sentimiento de vergüenza, especialmente entre las víctimas masculinas, también puede ser un obstáculo importante para buscar ayuda. Esta falta de apoyo emocional puede conducir a un aumento del miedo, ansiedad, depresión, ira, estrés postraumático, el aislamiento social, el uso de drogas ilícitas, la dependencia del alcohol, e incluso el surgimiento de ideas suicidas.

Está claro que las heridas psicológicas y emocionales de la violencia doméstica son devastadoras y pueden perseguir a las víctimas durante muchos años y robarles la posibilidad de vivir una vida plena. Así que si un ser querido o uno mismo está siendo víctima de malos tratos, es importante que busque ayuda, ya que cuanto más tiempo persista el abuso, más daño puede causar física y psicológicamente.

10/3/19

Cerebro y psicopatía [10-3-19]


Cerebro y psicopatía

Cerebro y psicopatía

Maduración y confusiones entre las conductas deshinibidas y el trastorno de personalidad.

diariobae.com.-Ignacio Brusco

La psicopatía (personalidad antisocial) constituye no sólo una problemática de salud mental, sino un grave situación social. Representa la característica de más del cincuenta por ciento de las personas que cometen crímenes graves. En este trastorno la persona se caracteriza por entir mayor emoción ante una injuria propia, que como cuando le sucede a los otros. Es decir, sería lo inverso al imperativo categórico kantiano en el que se propone emocionar una situación individual y luego generalizarla. En este caso, se cumplirían las reglas para todos los sujetos menos para él o sus allegados. Midiéndose a sí mismo con una vara más endeble y autocompasiva.

Esto trae aparejado consecuencias sociales; el aumento de una conducta antiética delictiva. Además de un incremento de la violencia y la impulsividad.

Dos preguntas se plantean ante la evaluación de la personalidad. Una de ellas es cuándo considerar a una persona con su personalidad totalmente desarrollada con la consecuente conciencia de realidad. La otra pregunta es si la psicopatía es una enfermedad psíquica y si puede la persona discernir sus actos.

Con respecto a esta última duda: la literatura científica explica, que en general, en los trastornos psicopáticos la persona tiene su juicio de realidad conservada; pero con una conducta desviada. Es decir no le importa los que le pasa al otro, pero sabe que le ocasiona daño.

Es conocido el trabajo de Michael Koenigs, de la Universidad de Wisconsin donde se midió la respuesta cerebral en neuroimágenes de la población carcelaria con trastornos psicopáticos. Mostrando una desconexión de las áreas cerebrales de la emoción (amígdala) con las áreas prefrontales (prefrontal ventromedial) de la toma de conciencia social, empatía y culpa

Los cual justificaría por qué en los psicópatas existe una desconexión funcional entre la emocional y la empatía social. Además se conocen trabajos en los que áreas cerebrales de la emoción de estos pacientes se prenden cuando sufren el riesgo de una agresión; pero no pasa lo mismo cuando otras personas son las agredidas. Priorizando el psicópata la necesidad de recompensas de sus necesidades, sin pensar en el resto de la comunidad.

La respuesta a la pregunta sobre cuando los menores maduran su psiquismo: es que se sabe que el desarrollo de la corteza prefrontal muestra una considerable capacidad de abstracción a partir de los dieciocho años. Momento en el cual se encuentra mielinizada aproximadamente el ochenta por ciento de la corteza frontal. Maduran así, las premisas culturales y sociales ( como las tomas de decisiones y la conciencia de los actos). Aunque el lóbulo prefrontal no termina de madurar hasta los 30 años. Se considera que a los 18 años ya se contienen los puntos claves para entender la funciones cognitivas y presentar una cognición social adecuada.

Consecuentemente, no se considera que pueda establecerse una patología de la personalidad antes de esa edad. Es decir que pone en tela de juicio que un menor de esta edad pueda ser condenado penalmente ya que no presenta todavía conformada la estructura de su cerebro.

Aunque esta posición es arbitraria desde el acuerdo científico; tiene un claro sustento neurobiólogo, reconocido por la neurociencia y salud mental mundial.

Los adolescentes cuentan con muchas más plasticidad neuronal ; y más recursos neurológicos y biológicos que las personas adultas. Por ello juntarlos con población carcelaria adulta sería un grave error.

Los trastornos de la personalidad antisocial afectan la cognición social. La capacidad para entender lo que le pasa a los otros (cognición social); sería algo especular a la metacognición (que es la capacidad de entendernos a nosotros mismos). Entender cognitivamente al otro es quizá la base psicológica de la implementación de los imperativos categóricos Kantianos.

La capacidad de emocionarse en forma intersubjetiva implica en gran medida la funcionalidad celular de las famosas neuronas en espejo, descriptas por el científico italiano Giacomo Rizzolati, quien en 1996. Las que se prenden cuando la otra persona realiza o siente una actividad, sin que se realice actividad alguna; siendo la base de la empatía entre las sujetos. En los trastorno de la personalidad probablemente se encuentra una falla en este proceso cerebral.

En los adolescentes se generan procesos de desequilibrio conductual provocado por la explosión hormonal que soportan, motivo por el cual se desarrollan mucho antes lo sectores emocionales del cerebro, que los sectores corticales inhibitorios. Haciendo comparable esta conducta desinhibida con un trastorno de personalidad, pero sin serlo.

Los niños deben recibir los estímulos sociales y culturales adecuados a su edad. Los primero años de vida son esenciales para la conformación de la personalidad del adulto, pues el cerebro es una esponja. Aprende los valores sociales, el lenguaje, lo ético y lo estético. Si el encéfalo no recibe sus estímulos adecuados pero además se alimenta mal y encima se expone al consumo de sustancias tóxicas. Su personalidad de verá afectada. Aunque no por ello deja de conservar su gran capacidad resiliente hasta los 18 años de edad.

La personalidad es un conjunto de factores que constituyen quien somos; pero en la adultez. No confundir esta premisa es la clave, para no generar prejuzgamientos, conductas terapéuticas y sociales inadecuadas. Pues lo niños no tiene conformada su personalidad hasta terminada la adolescencia. Mantienen su capacidad de recuperación, que además de ser muy evidente, es su derecho.